Las dos técnicas más comunes para detectar el mal de ojo

Cualquiera puede ser víctima del mal de ojo. Si has sufrido infortunios y mala suerte recientemente, debes comprobar si realmente se trata de mal de ojo.

Hay dos técnicas muy populares que sin duda te pueden ayudar. Te las presentamos a continuación.

Técnicas para detectar el mal de ojo

1. Agua y aceite

Prepare un recipiente de agua y un recipiente de aceite comestible más pequeño. La víctima del mal de ojo insertará el dedo índice y el dedo anular en el aceite y luego los pondrá en el agua. Si se ve afectado, el aceite se esparcirá en muchas gotas pequeñas o eventualmente se hundirá hasta el fondo del recipiente. Si el presuntamente afectado no está presente, la prueba se puede realizar con un objeto que le pertenezca, que puede ser un mechón de pelo o una prenda de vestir.

2. Oración

Debemos considerar que la segunda opción para el mal de ojo es colocar la mano izquierda sobre la cabeza del enfermo, hacer unas cruces con la otra mano y rezar por nuestros tres padres y tres pájaros a la vez. Si se monitorea a las personas, empezaran a bostezar, lo que hará que sus ojos se llenen de agua o incluso que se abofeteen. Estos síntomas indican claramente la existencia del mal de ojo. Una vez que las pruebas estén completas, intentaremos completarlas y nunca afectarán a la persona que las ejecuta. Es solo una poderosa magia blanca que puede eliminar el mal de ojo y las malas vibraciones.

Con estos remedios que te proporcionamos también puedes eliminar la mala suerte.

Deja un comentario